Lo que nunca habrías imaginado sobre la serigrafía artesanal

Este último fin de semana asistimos a un taller de serigrafía artesanal maravillosamente impartido por Don’t Panic y descubrimos en qué consiste realmente este proceso. Nunca nos hubiéramos imaginado lo costoso y laborioso que es. Sólo al experimentarlo hemos podido valorar realmente lo que significa un trabajo artesanal y el valor añadido que tiene una prenda realizada bajo este proceso. Es una maravilla!!!

camiseta y tote serigrafia artesanal (Small)

Así de bonitas quedaron la camiseta y la bolsa de tela serigrafiadas.

Así que hemos decidido contarte nuestra experiencia para que tu también puedas admirarla como lo hacemos nosotros!!!:)

La increíble historia de cómo nació la serigrafía

Primero hemos conocido un poco sobre la historia de la serigrafía y como esta es una técnica de impresión milenaria que se cree que se remonta a los chinos, que según una leyenda utilizaban cabellos de mujer entrelazados y tensados sobre un marco rectangular a los que les pegaban papeles, formando dibujos que luego se laqueaban para que quedaran impermeables. Posteriormente se cambió el material por la seda, de ahí proviene el nombre de la técnica.

www.bostonglobe.com © Museum of Fine Arts, Boston

No te imaginas lo laborioso que es el proceso de serigrafiado

A continuación hemos aprendido los materiales que necesitamos para serigrafiar, que serían:

  1. Una pantalla (compuesta por un bastidor y una tela de poliéster)
  2. Además, las tintas que pueden ser:
    1. de base acuosa (acrominas y lacas), las cuales son biodegradables ya que se limpian simplemente con agua y
    2. los plastidesoles, que son tintas con base de PVC y que por lo tanto se necesita de productos químicos para su limpieza (estas últimas no las utilizamos en el taller ya que el taller seguía la filosofía sostenible al igual que nosotros).

Posteriormente preparamos la pantalla con una emulsión especial fotosensible en un cuarto oscuro de manera manual repartiéndola por toda la pantalla uniformemente hasta que quedó como si fuera un espejo y sin ningún error. Este proceso duro ni más ni menos que de 15 a 20 minutos si tienes practica. Si no, puedes estar hasta una hora!!! Seguidamente se dejó secándose en el cuarto oscuro toda la noche.

 

Al día siguiente preparamos nuestros diseños y los imprimimos en fotolitos, estos normalmente se hacen en acetato, pero siguiendo la filosofía sostenible nosotros los hicimos en papel vegetal. Una maravilla!!! <3<3<3

A continuación nos introdujimos de nuevo en el cuarto oscuro y colocamos los fotolitos en la pantalla y seguidamente en la caja de luz, que para nuestra agradable sorpresa estaba realizada de manera artesanal con elementos reciclados. Dejamos la pantalla 5 minutos en la caja de luz e inmediatamente después la retiramos de la luz y pasamos a su lavado a presión para que se desprendiera la emulsión. Qué ilusión nos hizo cuando vimos como poco a poco iba apareciendo nuestro diseño en la pantalla mientras caían los restos de emulsión!!!

Seguidamente dispusimos, en nuestro caso una camiseta y un tote o bolsa de tela orgánica, encima de la mesa de trabajo y fijamos nuestro fotolito a la camiseta previa medición para que el diseño quedará perfectamente centrado. A continuación fijamos la pantalla a la mesa y comprobamos que el fotolito y la pantalla coincidieran. Inmediatamente después quitamos el fotolito de la camiseta, colocamos la misma en el lugar marcado y bajamos la pantalla hasta que quedo encima de la camiseta.

A continuación dispusimos la tinta ecológica encima de la pantalla repartiéndola uniformemente con la racleta (herramienta formada por madera y una goma). Seguidamente y con destreza (que nosotros no tenemos y que se consigue con la práctica) se quita la pintura sobrante ejerciendo una presión constante con la racleta. Inmediatamente después y sin mucha dilación se levanta la pantalla porque si esperas demasiado se te pegaría a la camiseta y se estropearía.

Y ya esta la camiseta serigrafiada!!!

Eso si, hay que dejarla secar y posteriormente darle calor para que se fije la tinta y quede perfecta nuestra camiseta (realizamos el mismo proceso con el tote).

A que les ha parecido increíble el proceso? Nunca nos lo hubiéramos imaginado!!!

El curso fue maravillosamente impartido por Alejandra de Don’t Panic, una increíble anfitriona que nos hizo sentir como en casa con su simpatía y atenciones, como unas riquísimas cerezas a las cuales nos invito. Mil gracias Alejandra!!!

Recomendamos 100% este taller a todos los que como nosotros quieran realizar serigrafía artesanal y ecológica.

Aún sin comentarios

¿Y tú que opinas? deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

Envíanos un correo con tus dudas. Te contestaremos a la mayor brevedad. Al pulsar el botón enviar aceptas la política de privacidad.

Sending

©2019 Sayonara VintageWebdesign & SEO

Log in

Forgot your details?